Foto: Daniel Burgos para WARP

Cobertura Sónar 2012 #WARPenSónar

Dom 17 Jun 2012

El Festival Sónar, Festival Internacional de Música Avanzada y New Media Art, arrancó el día jueves 14 en las instalaciones del CCCB, MACBA y la Fundación Mies van der Rohe. El festival presentó más de 150 propuestas entre conciertos, música experimental, exposiciones, proyecciones y actividades para profesionales que buscan lo último en tecnología para la creación artística.

Este año el Festival ha demostrado que es una de las citas culturales con mayor proyección internacional, en parte, quizás, por las ediciones de este mismo año en Brasil, Japón y Sudáfrica. WARP pudo acreditarse y era uno más de los 850 periodistas de 40 países que gracias a la organización y savoir faire catalán, pudieron hacer un seguimiento exhaustivo de todo lo que sucedió en el Sónar Festival 2012.

Este año vimos un deseo de romper con ediciones anteriores y apostar por la renovación de géneros. Un ejemplo, el house, con grupos como Totally Enormous Extinct Dinosaurs, Maya Jane Coles, Azari & III, Julio Bashmore, Ital, Nina Kraviz, John Talabot. Otro ejemplo más, el pop electrónico tan en auge en Europa, con representantes como Austra o LA Vampires. Sin olvidar la nueva escena de la bass music; Untold, Scratcha DVA, Cooly G o la influencia del juke de Chicago; Dj Rashad & Dj Spinn, Nightwave o Nehuen.

Se trata de un festival de experimentación y new media, es por esto que el festival tiene propuestas que lindan en la transgresión y experimentación, a través de grupos con un reconocimiento enorme como Squarepusher, Flying Lotus, Mouse on Mars o Nicolas Jaar. El Sónar cada año tiene un hueco para la extravagancia, y este año la invitación de Lana Del Rey como cabeza de festival no dejó de sorprender y resultó un acierto total (incluso en el escenario), aunque más destacaban por su rareza y personalidad singular Die Antwoord, Daedalus Archimides, Masaki Batoh (que hace música con la ondas cerebrales de alguien del público), deadmau5.

Con nombres así la diversión y la diversidad estaban asegurados para todos; pero la organización quizó ir más lejos y este año logró saldar una deuda histórica con grupos de siempre y tan influyentes en la historia musical de nuestros días como New Order, un clásico de siempre. Pero, si de clásicos se trata, a nadie dejó indiferente este año la presencia de The Roots, el mejor grupo de hip-hop, todo un clásico contemporáneo, como también lo son en su ámbito Richie Hawtin y Laurent Garnier.

La experimentación estaba a cargo de referentes ineludibles como Alva Noto y Beytone en su proyecto conjunto Diamond Version; y como curiosidad el ex bajista de Led Zeppelin, John Paul Jones, cono los noruegos de Supersilent, el resultado inenarrable, no hay palabras para descubrir el grado experimentalidad y noise bizarro que supieron dar a su free-jazz.

Pero la fiesta más grande ocurre por las noches. Y este año la organización quería dar a todos los visitantes una experiencia multimedia completa. El exagerado énfasis audiovisual y lumínico, con una puesta en escena digna de un gran festival, que ofreció espectáculos audiovisuales sublimes de artistas tan tecnológicos como Deadmau5 (un Dj con gráficos en 3D y un casco de luces cambiantes adornado con orejas de ratón); Amon Tobin ISAM es otro espectáculo visual digno de un proyecto como el que presenta (mezclando dentro de su escultura hecha a base de cubos llenos de proyecciones generadas por computado), también destacó Modeselektor y el espectáculo casi circense de Fat Boy Slim. El show de Daedalus Archimides con 24 espejos en el escenario, o los tubos fluorescentes a modo de guitarra (sí suena raro) de Diamond Version, o la música generada a partir de ondas cerebrales del artista japonés Masaki Batoh (muy raro). Sónar es un terreno para todo tipo de música, este año la variedad y la calidad se encuentran en todos sus escenarios.

** Día 1: jueves 14 de junio **

El sol este año acompañó a todos los días y a los más de 90.000 visitantes que tuvo la edición de este año. De día los escenarios eran el SónarVillage by Estrella Damm, el SónarDôme by Red Bull Music Academy, el SónarHall y, por último, una capilla subterránea con el nombre de SónarComplex.

El Sónar empezó comprobando su éxito en su edición 19ª al agotarse las entradas para el jueves, viernes y sábado. Aunque, en cuanto al día se refiere, destaca el festival por la buena onda y por la cuidada organización de todos los detalles para asegurar la diversión de los visitantes que vienen de todas partes del mundo.

El Sónar empezó con d.Forma en el Sónar Hall, se trata del barcelonés Mario G. Ferrer que daba inicio a una sesión de ruido (el SónarHall tuvo las actuaciones más experimentales todos los días) acompañado solo con su MacBook y una Roland MC-909 otorgó un puñetazo sonoro para empezar con el festival. En el stage del SónarVillage El_Txef_A rompió el hielo con su deep house y temas más pop para ayudar a que el sol del festival hiciera el resto con los visitantes siempre ávidos de fiesta. El SónarDôme también ofreció un espectáculo particular, con el polaco Eltron John travestido y con peluca y discos de vinilo y una propuesta con un toque experimental que le dio un toque de fiesta al asunto.

El Sónar nació con vocación de entretener con propuestas que tienen siempre un detalle que logra atraer a personas que no conocen a muchos de los artistas de este año. Esta crónica no puede ser tan exhaustiva como quisiera, aunque el material habla por sí solo y aquí mencionamos todo lo que hay que destacar de esta edición del Sónar.

El espectáculo de Daedalus Archimides, con 24 espejos y luces al ritmo de su estado musical, cosa que sorprendió a todos por el juego con los elementos y la apariencia elegante y con rasgos punk, tanto personales como musicales.

Otras sorpresas del jueves que informar son Yosi Horikawa que tuvo una actuación musical que progresó de melodías orientalizadas y agudas al dub, hip-hop y tribal lleno de percusión, en fin, un deleite para los que bailaban bajo el sol. Y, después, otro japonés generando música con cables en la cabeza de una voluntaria en una capilla subterránea, el SónarComplex, se trata de Masaki Batoh con su proyecto Brain Pulse Music, otro paso más dentro de la música experimental.

Mostly Robot

Totally Enormous Extinct Dinosaurs

Para acabar con el Sónar de Día en el enorme escenario del SónarVillage el turno fue de Totally Enormous Extinct Dinosaurs (UK) y Dj Blastto (ES). Pero el escenario tuvo vistantes como Lapalux, Jeremiah Jae (US), Flying Lotus (US). En el SónarHall también pasaron When Saints go Machine (DK) y Mostly Robot (DE), agrupación formada por Jamie Lidell, Tim Exile, Jeremy Ellis, DJ Shiftee y Mister Jimmy, improvisación a manera de jazz y con un maestro de ceremonia con humor y unos audiovisuales del colectico Pfadfinderei. Los instrumentos eran todos nuevas creaciones de la empresa Native.

New Order

Aunque lo mejor del jueves fue, sin duda, el concierto nocturno en lo que sería el día siguiente el mega recinto que acogería el Sónar de Noche. Este año se saldaba la deuda con la organización, al fin, New Order era encargado de mostrar el poderoso sonido eléctrico y voltaje del SónarClub (uno de los cuatro escenarios del Sónar de Noche). Esta sería la primera actuación de la banda para invitados y periodistas.
Merece mención especial el ambiente que consigue el experimentado DJ Amable (muy conocido en Barcelona por sus sesiones en Razzmatazz), famoso por su mezcla de música electrónica con indie y rock, calentando a todos para el concierto de New Order de los que ya se ha dicho todo y que explicaremos más adelante, pues tendríamos el honor de escucharlos dos veces en este Sónar 2012.

** Día 2: viernes 15 de junio ** 

 

Supersilent (John Paul Jones)

El SónarHall recibió lo más impactante, obscuro y lleno de ruidos. Así fue ver al bajista de Led Zeppelin, John Paul Jones, con un show a manera de free-jazz con los noruegos Supersilent que hacen ambient oscuro, con un bajo indescifrable y poderoso y escalas enormes, y una improvisación ezquizoide, nadie se quedó indiferente. Estas son las cosas confusas que pasan bajo tierra (así se accede al escenario del SónarHall).

Austra

Austra es la cantante Katie Stelmanis que es fiel representante de esa dark-wave canadiense, aunque su formación es clásica y su performance casi operística por momentos, además no está sola en las vocales. Consolidada y agradable actuación que tuvo algún problema de audio que molestó un poco al público y a la cantante, pero siempre que pasó algo así se solucionaba con aplausos y más música.

En la capilla subterránea (SónarComplex) Mau Boada, Esperit!, demostró todo su talento con su propuesta de folk electrónico y psicodélico. Un proyecto personal que inspira y tiene beats y vida. Daniel Miller volvió a demostrar que de música sabe un rato, desde 1978 dirige Mute Records. También Mouse on Mars (en el Hall) presentó su pop marciano y espacial que acabó con su canción más conocida Seaqz. Jacques Greene se ganó al público del Village a base de preparar cada detalle de su actuación con una actuación vocal tranquila. El stage del SónarHall acabó con John Talabot en directo con un beat orgánico y lento, las proyecciones situadas detrás hacían la experiencia de verlos dentro de su música, un talento de la electrónica española. También Peaking Lights con su propuesta underground electrónico, dub y pop lo-fi que progresa y genera ambientes oníricos, muy apropiado para un stage situado en una capilla como el SónarComplex. The vuelta al SónarDôme Nina Kraviz, famosa por su sensualidad en directo y su house vocal, se movía entre un público masculino embelesado y ella parecía poner más atención en moverse con su sex-appeal ruso que mezclar y provocar a todos los demás que la acompañen a bailar, aún así vale la pena escucharla.

John Talabot

De día destacamos el pop electrónico y experimental del alemán Mouse on Mars, o la aparición del dúo barcelonés John Talabot, o algo más de una banda electrónica española como el concierto a nivel público de The Suicide of the Western Culture para Radio 3.

De día Raisa K estvo en el escenario de la Academy (SónarDôme) y demostró que quiere siempre aprender más, pues está consolidada y es tecladista en Micachu & The Shapes. Música de lo más llena de sonidos e influencias del día.

De noche Fat Boy Slim hizo bailar a todo el mundo, Lana del Rey logró conmover y no dejó de seducir al público de las primeras filas en repetidas ocasiones. Hawtin tuvo una asistencia masiva aunque a sólo unos pasos, en el SónarLab, los ingleses Jack Beats tenían un sonido de lo más cautivador, era el primer concierto que preparó la locutora Annie Mac de BBC Radio 1, que mezcló su música en directo para todo el mundo a través de sus ondas. Este escenario fue un deleite constante y una de las sorpresas del festival.

Amon Tobin

Amon Tobin presentó ISAM, una propuesta complicada con un set formado por cubos, desde donde el presenta su último proyecto. Música compleja y progresiva, como su concierto, que acabó fascinando desde el principio por la puesta en escena y proyecciones en los cubos que evocaban todo tipo de deleites visuales y, al final con una sesión de drum’n’bass acelerado y medios tiempos de hip-hop de su proyecto Two Fingers, genial el paulista, como siempre.

Lana Del Rey

Lana del Rey no paró de seducir al público y confesó estar muy nerviosa con esta actuación en España, su primera oportunidad para mostrar su cuidada imagen, llamó la atención la búsqueda de contacto con el público, intentó acercarse muchas veces e incluso caminar entre ellos, y la masificación era evidente. Ante tantos nervios previos, consiguió Lana Del Rey cautivar con naturalidad y fue creciendo en el escenario (al contrario de lo que muchos esperábamos). Sin beats nuevos ni remixes, con un piano, guitarra y cuarteto de cuerda, Lana defendió todos sus temas con una voz llena de talento, pese a quien pese.

James Blake (Dj set)

James Blake DJ fue una sorpresa llena de dubstep acelerado, R&B con detalles sublimes e incluso hip-hop. Richie Hawtin hizo un poco de lo de siempre, ante mucha gente que bailó algo que sabe a leyenda, pero que ya no prende a los fieles de la música electrónica de hoy, pues su sesión era plana, concentrado, pero sin buscar la complicidad con el clubber de la pista, se enfrascó en sus loops interminables hasta que llegaron los últimos quince minutos de techno intenso y bailable. Al mismo tiempo, insisto, la verdadera sorpresa vino de la mano de la BBC Radio 1 que presentaba a Jack Beats (un dúo imprescindible), Annie Mac, Simian Mobile Disco y Brodinski vs. Gesaffelstein (FR), todos ellos se aprovecharon de un sonido excelente en el stage del SónarLab.

Todo aquel que se puso delante de Jack Beats se dejó llevar por una música para bailar con un house plagado de wobbly, bajos que resuenan y te mueven los resortes de los pies. El sonido del SónarLab (y de todos los escenarios) hacía brillar cada una de las propuestas del Sónar. Luego, Annie Mac la Dj y locutora de Radio 1 de la BBC lleno al público de house y hits como 'Percolator' de Cajmere o el '212' de Azealia Banks, mientras locutaba y pinchaba (sic) para el mundo entero.

Friendly Fires

Destacar también la actuación de Friendly Fires, excelente para bailar y para dejarse llevar por otros ritmos, las danzas protagonizadas por Ed Macfarlane y su música dance-rock con toques synth-pop. Un verdadero placer ver un poderoso compromiso con el directo y melodías contagiosas y evocadoras de tiempos mejores.

James Murphy salió con muchas ganas, ya alejado de LCD Soundsystem, disfruta cada vez más de su fasceta de DJ, esta vez se dedicó más al funk y a ritmos tribales y animados que acabaron con todos contentos y con ganas de más. Murphy logró la complicidad de todos los que se pusieron enfrente y más de uno juró que este hombre era como dios.

Untold cerró el SónarClub, mientras Fat Boy Slim cerraba el SónarPub. Untold ofreció techno, sin distorsión y con todas las virtudes clásicas del género. En cambio, en el Pub, Fat Boy Slim desplegó un ambicioso espectáculo, tan ambicioso que cuando sucedió un fallo con el sonido, para muchos pareció que no era un directo como Norman Cook (Fat Boy Slim) quería que pensáramos, es un maestro de la fiesta y hay que estar atento, nosotros nunca sabremos que pasó, pues tantas luces, proyecciones, láseres, hits mainstream, homenajes a Summers y entrega total y absoluta y cerveza y buena onda y su constante invitación a desmadrar. Eran las cuatro de la madrugada, era hora de un concierto así.

De lo mejor de la noche del viernes fue Squarepusher (UK) y el regreso al escenario más grande del sensual house de la linda Nina Kraviz (RU), esta vez un poco más suelta y ganando cada día más experiencia y soltura en directo. Otro de los escenarios, el del SónarPub, cerraba con Jacques Lu Cont (UK).

**Día 3: sábado 16 de junio**

El Sónar de Día daba señales de su éxito con el agotamiento de los visitants del día y de la fiesta del día anterior. La última jornada prometía mucho con un pop electrónico de gran fuerza y calidad con Metronomy y Hot Chip, también volvería New Order al escenario y The Roots demostraban por qué la crítica los ha encumbrado como el mejor grupo de hip-hop de la historia, pero antes, repasemos un poco lo que fue el Sónar de Día.

Comenzó con Santiago Latorre que trató que el público disfrutara con su directo con paisajes sonoros acompañados con su voz y clarinete, sonidos ambientales de un artista español.

Darkside

Darkside apareció en el SónarVillage con Nicolas Jaar junto a Dave Harrington. Es una experiencia de colaboración que permite exprimir sonidos psicodélicos con voz, sinte y la guitarra de Harrington. Música sensual y lenta que ayudó a muchos a recuperar energía. María Minerva fue el primer evento del showcase de 100% Silk a cargo de la estonia que no cejó en improvisar con su voz y trato de dar un repertorio con temas bailables. Mientras tanto, en el SónarHall volvía un proyecto raro de la mano de Alva Noto y de Byetone, fundadores del sello Raster-Norton. Ahora se llaman Diamond Version y están acompañados del artista japonés Atsuhiro Ito. Fue un sonido industrial y áspero que fue ganando color con la improvisación del japonés con un tubo fluorescente (Optron) que sacaba sonidos cada vez más guitarreros.

Luciano

DJ Harvey es un especialista en lograr que las personas comiencen a bailar y esta vez volvió a suceder, una sesión llena de temas que lograban incluso arrancar aplausos y que atraía a más y más personas a la abarrotada parte donde está el SónarDome. En otro escenario, el Village, era el turno de otra apuesta de 100% Silk, LA Vampires es un grupo compuesto por Amanda Brown, jefa del sello. El repertorio era una versión personal del house que aumenta su poder a medida que la tarde y el baile tienen un aire más punkie.

En el SónarHall era el turno de otra de las grandes apuestas locales del festival después de John Talabot, se trata de The Suicide of Western Culture que con un nombre tan ambicioso demostraron por qué están ganando la reputación del mejor grupo electrónico con sus ensordecedoras melodías industriales de un directo que fascinó a locales y extranjeros. También pudimos escuchar en los otros escenarios a Ital (US) y a Arbol (ES) cerrando musicalmente el Sónar de Día.

Cornelius presents Salyu x Salyu

Cornelius fue una de las sorpresas más gratas del festival con su Cornelius presents salyu x salyu, es un grupo compuesto por japonesas pequeñas vestidas de blanco que cantan cual ángeles al beat de un pop indielectrónico y bajo la tutela y supervisión de un genio como Cornelius (Keygo Oyamada) que provoca admiración por este proyecto que vale la pena seguir con atención.

Pero todo lo que pasaba no hacía más que prever el más apoteósico de los finales para un festival que había comenzado lanzado desde el principio. Con un ritmo vertiginosos y una sucesión de talento y más talento. Por eso, la noche del sábado, no había propuesta que no llamara la atención y mereciera dedicar unos minutos de tu oído. Por ejemplo, The 2 Bears (SónarPub) formado por uno de los integrantes de Hot Chip y otro sabio del house (Raf Rudell y Joe Goddard) reivindicando los abrazos de oso.

New Order tenía que dar su segundo directo, ahora para todo el mundo que podía ver ese repertorio tan dentro de los referentes culturales obligados de nuestros tiempos, así se sucedían hits como ‘Bizarre Love Triangle’, ‘The perfect Kiss’, ‘586’, ‘Blue Monday’ y el repaso inevitable de temas de Joy Division como ‘Isolation’ y ‘Love Will Tear Us Appart’. El sonido y la potencia de los instrumentos hicieron más fácil el trabajo de relucir con una iluminación azul y músicos que hicieron todo lo posible para no decepcionar a nadie.

Die Antwoord

Pero la locura y extravagancia de Die Antwoord llegaba al escenario del SónarClub, los sudafricanos repetían visita al festival, ahora más conocidos y seguidos que nunca hicieron su música directa, sucia y sexual. Esta vez no se escapaba el detalle de saber que Die Antwoord tiene un pasado lleno de arte y cultura, aunque juegan a ser personajes underground, eso sí, entretenidos son un rato.

Metronomy

Metronomy con The English Riviera han conquistado a toda Europa y sigue ganando adeptos con un directo potente y con una versatilidad musical que aumenta conforme sacan un nuevo disco. En el festival demostraron por qué son referente indie del momento y que tienen mucho que dar en un cuarto disco.

The Roots

The Roots era la opción de muchos que habían visto a New Order en el primer concierto. En España no se les conocía muy bien, ahora circula el rumor de que son demasiado buenos e hicieron que el festival tuviera un cariz más clásico y antiguo. Su actitud inundó el escenario de versions y medleys como ‘Sweet Child of Mine’. El grupo de Filadelfia tienen mucha gira por delante y parece que también ha rejuvenecido o que nunca pasó el tiempo para ella.

DJ2D” AV SHOW tomo el relevo de The Roots con un homenaje a la historia del hip-hop que vino perfecto al escenario que había visto lo mejor del género hace unos minutos. Impactó la propuesta audiovisual con proyecciones de la policía en Catalunya (los Mossos) dando golpes a los manifestantes del 15-M entre sonidos tan familiares como A Tribe Called Quest, Beastie Boys o Adele, Bob Marley, Specials…

Maya Jane Coles es un talento que despunta y que tomo el escenario repleto de Metronomy y lo hizo suyo. Su dominio del deep house y calidad a la hora de producir o seleccionar o mezclar.

Hot Chip

Hot Chip se encargó después de subir al escenario y dar una lección de música en directo. Esta vez pareció que el grupo sabía que tenía que ganarse los pies de los visitantes del stage y lo hicieron desde el arranque con temas como ‘Over and Over’, ‘I Feel Better’, ‘Ready For The Floor’ o ‘Flutes’.

Y llegó el turno de Azari & III en un lugar como el Sónar, pues este grupo tiene mucho éxito en América y llegan rumores de su poder en escena con una apuesta por el house clásico con toques sensuales que fascinan por igual a jóvenes y adultos.
Pero en el gigante SónarClub, un hombre con cabeza luminiscente de ratón, se trata de Joel Zimmerman, un famosos productor con vocación de nueva estrella de la electrónica. Sus ráfagas de proyecciones con LED, sus sonidos duros y su electrohouse más hipertecnológico fueron uno de los platos fuertes de la noche. Espectacular. Era imposible dejar de ver al hombre con la cabeza de ratón.

Así como la noche anterior era el turno de Annie Mac con la BBC Radio 1, la noche era del sello Hyperdub que presentó a Cooly G y a Kode 9 en el SónarLab. La primera con una propuesta más digna del Sónar de Día, y el segundo que rompió todas las barreras rítmicas y se paseó por el garage, funk, grime y hip-hop. Fue increíble ver cómo lanzaba tema tras tema cosas tremendamente bailables y prendidas.

Modeselektor no dejó que nadie tuviera expectativas comerciales y bailongas, hicieron una sesión según sus deseos, empezaron poco a poco para, después, soltar su estilo más crunk, rapper y con un final por todo lo alto con techno saturado de sonidos obscuros pero bailable.

Laurent Garnier presentó L.B.S., el último proyecto de Garnier, que combina directo con su faceta de DJ y que puso el broche de oro al festival con un sonido que parecía multiplicarse y llegar a todos los rincones del planeta. Se trata de Garnier, Benajamin Rippert y Stephane “Scan X” Dri juntos. El arsenal de hardware y las luces e improvisación no dejaron a nadie indiferente, pues presentaban “Timeless” el nuevo EP de Garnier para la factoría Ed Banger Records.

Texto: Alberto Noriega
Fotos: Daniel Burgos para WARP

Más noticias

Copyright © Sentido Común, Warp Magazine S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.