Cobertura Primavera Sound 2012 #WARPenPrimaveraSound

Vie 1 Jun 2012

**Día 1**

Históricamente Barcelona es una de las ciudades con más auge cultural y musical en Europa. Cada año esta ciudad inaugura su tan esperado “Verano Europeo” con el Primavera Sound, un festival con gran relevancia, sobretodo por ser plataforma de nuevas propuestas musicales de la escena independiente, quienes de aquí a poco tiempo estarán en boca de los melómanos más conocedores.

La propuesta es interesante, sobretodo por la combinación entre artistas emergentes y estrellas consagradas de distintos géneros musicales.

Este año el festival amplió su programación a lo largo de una semana con conciertos gratuitos por la ciudad, que en total transportará a más de 250 bandas de todo el mundo, en las que estarán puestas las miradas de la música internacional a partir de hoy. El festival espera incorporar esta vez a unas 20 mil personas más, gracias a las actuaciones gratuitas que tendrán lugar en el cómodo y céntrico Arc de Triomf, lo cual convierte al Primavera Sound como la banda sonora de Barcelona durante toda la semana de su celebración.

Anoche abrió sus puertas el Parc del Forum, donde serán recibidos los platos fuertes de la programación; se trata de un espacio refinado, con ocho escenarios al lado del mar. La primera cola nos presagiaba el acceso al recinto, al cual hubo que entrar con mucha calma y resignación para perderse algunos de los grandes nombres que coinciden en horario.

A primera hora y con muchísimo calor, el público se acercó a ver a las primeras de artistas nacionales, entre ellas La Estrella de David, Pegasvs, Doble Pletina y Sr. Chinarro. También presenciamos actuaciones de bandas internacionales como Black Lips, The Walkmen o The Wedding Present., en el Arc de Triunf, quienes dejaron al público calentando motores.

A partir de las diez de la noche comenzaron a aparecer los grupos que son garantía; en el caso de ayer, Wilco y Death Cab for Cutie en el escenario Mini Cooper, quienes a mitad de su concierto sufrieron problemas con el audio casi por un minuto, lo cual no impidió que la banda continuara tocando en directo, aumentado y enriqueciendo su concierto, seguido de Beirut, en el mismo escenario, concentrando a la multitud y ofreciendo un concierto extraordinario.

El sol se iba escondiendo y la hermosa vista desaparecía. La gente que aún no estaba exhausta se resistía a levantarse del pasto o a acostarse cerca del mar en este festival donde también se mira la moda venidera, llena de shorts, hilos y nudos, que apenas cubren los cuerpos, que en su mayoría portan más de un tatuaje. Gente de todas culturas y razas típicas del cosmopolitismo barcelonés.

Hot Panda también contribuyó a animar el primer día oficial del festival, entregando toda su energía en el escenario Adidas, al igual que Spoek Mathambo, cantante, rapero, productor, y showman proveniente de Sudáfrica, quien con su visión del Afrofuturismo no dejó a uno solo sin bailar.

Otra de las bandas más atractivas de la noche fue The xx, que mantuvo al público inmerso entre la timidez y sobriedad de sus integrantes, hasta tocar temas como ‘VCR’ y ‘Shelter’. Antes de despedirse, el grupo recordó el concierto que ofrecieron en 2010, en Primavera Sound: “Fue una de nuestras mejores experiencias”.

Más tarde, en el escenario San Miguel, el público se revolucionó y rindió totalmente al escuchar las primeras notas de la canción ‘Do You Want To’, que ha sonado entre las primeras piezas del repertorio de la banda escocesa Franz Ferdinand, que sin duda fue uno de los actos más cautivadores en esta primera jornada del Primavera Sound, que fue subiendo de tono progresivamente con Spiritualized y el hardcore de Refused, hasta cerrar el festival con el español John Talbot, quién representa y puso en alto la escena de música electrónica española.

 

**Día 2**

Arrancó el segundo día y resultó ser una jornada memorable, sobre todo por la actitud fiestera que marcó esta jornada del Primavera Sound.
Inició el día con Laura Mailing, Nick Garrie, Other Lives y en el escenario más potente Rufus Wainwright.

El sol aún brillaba y muchos esperábamos a Wainwright con mucha emoción. Recuerdo haberlo visto hace más de cinco años, en esta misma ciudad, en un concierto muy interesante cantando canciones a capella de Judy Garlland, en versión ópera. Un hombre lleno de dramatismo. Sin embargo, ayer dio la impresión de que de esa magia ya no queda mucho. Con su chaqueta psicodélica, cariñosamente nos dijo: “Hola Catalunya” y abrió con ‘Mediterranean Song’, dedicada a esta ciudad. Rufus era el plato fuerte de la tarde; sin embargo, se notó el desinterés de la gente por el cantautor canadiense. Una pena.

Mientras tanto, alejada de todo y de todos se presentaba Marianne Faithfull en el escenario Rock Deluxe. Hubo que salir del Fórum y caminar unos 10 minutos para llegar hasta ella y sorprendernos con la noticia de que la cantante había prohibido la entrada a prensa y camarógrafos. Aún no sabemos si esta decisión fue tomada con la intención de ofrecer un concierto más íntimo a su público o por alguna otra razón.

Pero lo más destacado de la jornada estaba por llegar. Tuvimos que sacrificar por coincidencia de horarios a I Break Horses y nos dirigimos al escenario Mini a presenciar la actuación de GIRLS, refugio ideal para despedirse del atardecer, reavivar los sentimientos y celebrar el verano que llega con temas como ‘Summertime’, ‘Hellhole Ratrace y ‘Lust For life’, con la inclusión de tres coristas de góspel, tendencia que también han seguido Spiritualized o Rufus Wainwright. A su vez, en distintos escenarios se presentaban The Lower Dens, Bigott y hubiesen estado The Melvins, quienes decepcionaron con su cancelación de última hora.

Pero a cambio fue motivo de satisfacción la presencia de AfroCubism, una celebración a la expansión de fronteras por parte del festival. El virtuosísimo de los sonidos africanos de Toumani Diabaté y el guaguancó de Eliades Ochoa, de Buenavista Social Club, acompañados por una decena de músicos en uno de los escenarios principales, no hacían más que demostrar la increíble variedad estilística que se puede encontrar en un día y comprobar que la audiencia se abre a todo tipo de propuestas. La misma sorpresa con Napalm Death, el cuarteto de death metal, junto a la terrorífica banda noruega Mahyem.

Mucho calor y una ola de masa humana dirigida hacia el Escenario San Miguel comenzaron a ser una constante 40 minutos antes de las 22:00 horas, a esta hora el sold out’ ya era un hecho. Los demás escenarios comenzaron a vaciarse, pues todos estábamos impacientes por presenciar el memorable concierto de The Cure.

A las 22:15 sonó, entre gritos, la primer melodía de lo que fue un recital de dos horas y cuarenta minutos. No cabía ni un alfiler. Adolescentes, jóvenes y adultos que incluso llegaban con bebés en brazos no hacían más que recordar que The Cure no es un simple mito en la historia, sino que su obra permanece aferrada a la actualidad. ‘Pictures Of You’, ‘Friday I’m In Love’ ‘Boys Don’t Cry’ fueron las que más emocionaron a la gran afluencia de público ahí reunida.

La noche del sábado fue un verdadero homenaje a la danza, en cualquier variedad de ritmos; está muy bien que la industria mire hacia la pista de baile, sobre todo por los tiempos que corren por este lado del mundo. Slight Bells fueron los primeros en hacer sudar los cuerpos, entre sintetizadores, amplificadores, guitarras eléctricas, una gran energía y un volumen como para romper los tímpanos en el Escenario Pitchfork. Si no era en este escenario, era en el Escenario Mini donde a la misma hora se presentaba M83.

Esto fue por coincidencia, pues su show se retrasó casi 30 minutos, hecho que en un festival representan el sacrifico de otra banda. El público comenzaba la rechifla cuando en medio de un sonido electrónico explosionó el escenario, con casi 10 minutos de psicodelia electrónica, disfraces y un luminosísimo escenario con proyecciones led y un fondo con estrellas de colores. Se aprovecharon de un sonido estupendo y M83 acabó convirtiéndose en un fiestón al aire libre, tanto visual como sonoro.

Lo mismo sucedió un poco antes con SBTRKT, en un escenario más pequeño, con un fuerte ritmo de batería sintetizadores, máscaras y neones.
Complemento perfecto para cerrar el cartel de la noche fue The Rapture, tocando los hits de “How Deep Is Your Love”, uno tras otro, hasta las tres de la mañana en un abarrotado escenario principal, a quien le siguieron Aeroplane, Barry Hogan y Death in Vegas.

**Día 3**

Y llegó la última pero no menos importante jornada del Primavera Sound. Anoche el festival cerró la edición 2012 sin la presentación de Bjork quién era la cabeza del cartel de esta noche. Sin embargo; a pesar de que la gente tenía la opción de recuperar el dinero de sus entradas, no se hecho mucho en falta la ausencia de la islandesa como muchos esperábamos y una vez más el Parc del Forum registró un lleno total.

La tarde comenzó con Father John Misty, Refree y los chilenos de Astro en el escenario Adidas.

Sharon Van Etten y The Right Ons los primeros en Subir al escenario más concurrido del festival. precedida por una de las bandas más esperadas, Kings of Convenience quienes ofrecieron un concierto tierno y algunos temas acústicos que a juicio de algunos cruzó la frontera de lo aburrido. Fuera de este escenario, ante un público curioso y con ganas de descubrir nuevas propuestas, se presentaba Inborn! una banda originaria de Luxemburgo, influenciada por el pop electrónico y el rock más moderno y música de orquesta.

 

También estaban las propuestas más alternativas de Astral Sound en el Pitchfork, un tipo raro y con aspecto enfermizo que genera un mix de música espacial, pop y muchos pianos. Y en el escenario vecino Demdike Stare, el dúo de UK quienes componen melodías turbias y esotéricass mezclados con sonidos industriales mientras proyectan visuales de películas de terror de los años 60.

El siguiente grupo a seguir y uno de los mejores de la noche sin duda fue Beach House. Con una puesta en escena bastante sencilla, y un humo denso que cubría las primeras filas interpretaron de forma extraordinaria 'Wild', 'The Hours', 'New Year' o '10 Mile Stereo'. Quizá hayan sido de lo mejor de este festival, que cerró ayer su 12ª edición.

Desafortunadamente a la misma hora pero en la otra punta del recinto actuaba el francés Dominique A, acompañado además por un grupo de cinco instrumentistas de viento y Olivia Tremor Control a quien ya no tuvimos tiempo de ver.

A estas horas el público ya se mostraba un poco castigado, en su último día de caminatas intensivas, resaca y largos desvelos sin embargo la noche era jóven y la escena más bailable estaba por llegar.

En medio de la euforia Europop y en un ambiente disco apropiado para un sábado en la noche brilló de forma incansable la “sustituta” de Björk, St. Etienne, con su vestido de lentejuelas y boa de plumas, puso a la gente a cantar y a bailar.

Los que ahí estaban jamás negarán lo bien que se la pasaron escuchando el cover de 'Only Love Can Break You Heart' de Neil Young, entre otras más. En el mismo escenario, más tarde se presentó, Justice que también puso a bailar al público pero en un ritmo más desenfrenado de hits electrónicos y ruidosos preparando a la gente para el final de la noche.

A la misma hora que St Etienne, aparecieron Cromathics, con un arranque en el que sonó ese Tick of the Clock que les ha proyectado gracias a la película "Drive". Con sintetizadores muy voluminosos sonaron muy adhoc para la escena más moderna reunida en el festival. Curiosamente también tocaban  'Into The Black' de Neil Young .

En el escenario Mini se encontraba, Yo La Tengo quienes en medio de una escena más bailable tuvieron muy poca cabida.

Nos dirigimos al Pitchfork a ver a los canadienses, The Weeknd a quienes sus sonidos R&B electrónico y con una excelente voz comparada por muchos con la del Rey del Pop, Michael Jackson. De hecho, la mayor de sus glorias vino al interpretar 'Dirty Diana' en versión más rockera y 'High for This', un excelente tema musical.

Finalmente no podíamos perdernos a Washed Out y Neon Indian dos bandas fuertes, divertidas que cerraban oficialmente la programación del Primavera Sound en el Parc del Forum. La clausura oficial será esta noche con un magnoconcierto gratuito en el escenario del Arc de Triomf con Nacho Vegas, Richard Hawley y el maravilloso Yann Tiersen ( compositor del Soundrack de "Amelié").

 

Después, el festival catalán hará las maletas para inaugurar el próximo jueves en Oporto su primera incursión en el extranjero. Una tendencia iniciada ya hace tiempo por el Sónar que este año estrenó su edición en Sao Paulo y que da una idea del respeto internacional que han ido adquiriendo estos festivales de denominación de orígen catalana.

Texto: Danahé Calzada
Fotos: Daniel Burgos para WARP
Retoque fotográfico: Rubén Márquez / Sergio Gálvez 

Más noticias

Copyright © Sentido Común, Warp Magazine S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.